• Esa fue la leyenda que los asesinos escribieron en uno de los dos cadáveres.
• Los dos hombres fueron privados de la vida a golpes, a uno le dejaron caer una pesada piedra en la cabeza.

Odilón Larios Nava. – En inmediaciones del parque industrial Puebla 2000, en los baldíos que hay entre el bulevar 18 de Noviembre y la incorporación a la autopista Puebla-Veracruz, con dirección a Orizaba, fueron hallados dos hombres muertos. De acuerdo con los indicios que las autoridades encontraron se presume que los mataron a golpes y pedradas, a uno le dejaron caer una pesada piedra en la cabeza. Al menos uno de los cadáveres tenía escrito en el abdomen, con plumón color naranja: “Por Ratas”.
Fue por la mañana de este martes cuando las personas que cruzan por el lugar, en su mayoría trabajadores, reportaron el hallazgo de los cadáveres a los números de emergencias. Policías del estado y del municipio, así como paramédicos de SUMA confirmaron la presencia de dos cuerpos humanos ya sin vida en el lugar.
Uno de los hombres muertos estaba del lado derecho de la vialidad, es decir del lado de los campos de beisbol conocidos como petroleros, por estar atrás de las instalaciones de Pemex del parque industrial Puebla 2000.
El otro cuerpo se encontraba del lado opuesto de la carpeta asfáltica, en medio de la rotonda del lugar. Este hombre quien tenía escrito con plumón la leyenda antes mencionada. A un costado del cuerpo se halló una pesada piedra con manchas hemáticas con la cual se presume lo privaron de la vida.
Este hombre, el de la rotonda, es el que fue golpeado con una piedra de más de 5 kilos, se presume que se la dejaron caer en varias ocasiones en la cabeza, lo que le provocó exposición de masa encefálica, lo que hacía que no se apreciaran sus rasgos faciales. Vestía pantalón de mezclilla color azul, cinturón de cuero color negro con hebilla metálica, no portaba zapatos, sólo calcetines oscuros. Además, portaba una sudadera color azul y encima de esta una chamarra del mismo color.
Mientras que el cuerpo hallado del lado de los campos de beisbol tiene apariencia de indigente, el cual portaba un pantalón negro, botas tipo industriales rotas y una chamarra azul oscuro. Este cadáver presentaba una lesión corto contundente en la mano izquierda y múltiples lesiones en el rostro y cabeza.
Ambos hombres se encuentran en calidad de desconocidos. Una de las hipótesis de las autoridades sugiere que en el caso del hombre con el mensaje se trató de un posible ajuste de cuentas, mientras que al hombre con características de indigente lo pudieron haber matado por haber atestiguado el primer crimen. Sin embargo, no se descartó alguna otra hipótesis y será cuando los cuerpos sean identificados que las autoridades ministeriales cuenten con más información que les permita inferir qué es lo que pudo ocurrir y delimitar las líneas de investigación.