• Los vecinos dijeron desconocer a los occisos; el sábado por la noche hubo baile en el pueblo, con motivo de la elección de la reina de las fiestas patrias.

Odilón Larios Nava.- A pedradas y puñaladas, así fue como dos hombres, que se encuentran en calidad de desconocidos, encontraron la muerte la madrugada de este domingo en calles de san Pedro Zacachimalpa, en el municipio de Puebla. En el pueblo se celebró un baile con motivo de la elección de la reina de las fiestas patrias. En el lugar los vecinos aseguran no haber escuchado ni visto nada, por lo que desconocen cómo ocurrió el doble homicidio.
Las piedras encontradas en el lugar y las lesiones que presentan los dos cadáveres, apuntan a que fueron privados de la vida a pedradas y con armas blancas. A uno de ellos le destrozaron el rostro dejándole caer una piedra. Los vecinos afirmaron no conocer a los muertos, oficialmente, hasta el cierre de esta edición se encontraban en calidad de desconocidos.
Los primeros en llegar al lugar del doble asesinato fueron los policías municipales de la mencionada junta auxiliar. También lo hicieron paramédicos de Cruz Roja los cuales confirmaron el deceso de los dos varones.
Los municipales resguardaron el sitio, ubicado en la esquina de las calles Las Palmas y Teziutlán, hasta que horas después llegaron los Agentes Estatales de Investigación para realizar las diligencias del levantamiento de los cadáveres.
Sobre la mecánica de hechos, los vecinos aseguraron desconocer lo anterior. Incluso señalaron que es común que por las noches haya riñas campales entre borrachos y las dos bandas del lugar “los Cucarachos” y “el Barrio Negro”. Acusaron que hay una licorería llamada Alex la cual abre toda la noche y es un foco que atrae a malvivientes convirtiéndose en un generador de violencia porque los hombres suelen embriagarse al exterior. Por ello llaman a las autoridades municipales a meter al orden a este establecimiento.
De acuerdo con lo que se observaba en el lugar, los dos hombres muertos fueron apedreados y agredidos con arma blanca. Uno de ellos presentaba cortes en el abdomen y el rostro destrozado por una pesada piedra. El otro presentaba múltiples golpes y lesiones punzocortantes, pero no tan salvajes como en el otro cuerpo.
Se trata de dos hombres de aproximadamente 30 años de edad, cuyos cuerpos fueron llevados al anfiteatro. Se espera que tras la debida identificación, los familiares puedan aportar más datos acerca del posible móvil del doble homicidio.