Odilón Larios Nava.- De por lo menos cien puñaladas en el cuerpo, fue asesinado un presunto distribuidor de cocaína en la región de Atlixco. El posible móvil de este sangriento homicidio pudo ser un ajuste de cuentas por un adeudo por droga.
El cadáver de Iván Estrada Rojas, de 34 años de edad, fue hallado el miércoles alrededor del mediodía en el paraje Tlapala, en San Martín Tlapala. El cuerpo fue hallado en medio de terrenos de cultivo de maíz.
Según las declaraciones de la novia del hoy finado, y testigo de los hechos, ocurrió el martes alrededor de las diez de la noche, cuando ella y el hoy occiso, con una pareja más, acudieron al mencionado paraje a bordo de un vehículo tipo Vectra, modelo 2014, para drogarse con cocaína.
Allí Iván y Germán Sandoval Juárez, se alejaron para hacer sus necesidades fisiológicas, ya que habían ingerido una buena cantidad de bebidas embriagantes. Así es como se adentraron en las milpas y allí le dio muerte. Se presume que el hoy occiso fue agredido con un desarmador y con él lo picaron en al menos cien ocasiones en diversas partes del cuerpo.
Cuando la novia de Iván vio que sólo volvía Germán con la camisa ensangrentada, huyó del lugar entre las milpas. Entonces la pareja de Germán, una mujer de nombre América Saavedra Flores, presunta autora intelectual del homicidio, arrancó el carro e intentó atropellar con él a la mujer que escapaba.
Sin embargo la novia de Iván logró llegar hasta la comunidad de San Martín Tlapala, donde pidió apoyo a la policía del lugar. Los uniformados capturaron así a América y la trasladaron ante el Agente del Ministerio Público de Atlixco. Posteriormente la policía ministerial de Atlixco logró la detención de Germán.
Así es como se confirmó que habían matado a Estrada Rojas, el cuerpo fue encontrado hasta el mediodía del miércoles en el paraje antes señalado y en las condiciones antes descritas.
Se presume que la mujer detenida se dedica a la distribución de drogas y que el hoy occiso era uno de sus vendedores. Una de las hipótesis investigación apunta a que el finado tenía una fuerte deuda con la mujer y por ello se habrían deshecho de él.
Las autoridades del fuero común investigan el caso por el homicidio dentro de la averiguación previa 2263/2014 de Atlixco. Pero al descubrirse que este caso podría estar vinculado con la distribución de drogas, en específico cocaína, la Procuraduría General de la República (PGR) ya tomó conocimiento de los hechos.