Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Victor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla encabezó la segunda edición del Viacrucis Angelopolitano en el cual participaron más de 2 mil personas.

En esta ocasión participaron las imágenes de Los Dolores del templo de los Remedios, y la imagen del Señor Nazareno de la Parroquia del Ángel Custodio, así como la Cruz que lleva la Santa Reliquia de la Cruz Original.

En este marco Monseñor Sánchez Espinoza refirió que este es un recorrido santo para recordar el Viacrucis que padeció Jesucristo.

Al mismo tiempo recordó que dentro de ocho días se llevará a cabo la Procesión de Viernes Santo con las imágenes más representativas del catolicismo en Puebla que son la Virgen de la Soledad, la Virgen Los Dolores del templo del Carmen, el Señor de las Tres Caídas de Analco, la imagen del Nazareno de San José y el Señor de las Maravillas.

En este Viacrucis de oro en cada estación por un tema especial como los migrantes, los jóvenes y por las familias. Monseñor agradeció a los habitantes de la zona que se procure conservas las capillas y templos religiosos que son las estaciones del Viacrucis.

Recordar que en el año 1606 los franciscanos comenzaron, con la ayuda de la Tercera Orden y los devotos de la ciudad, la construcción del Vía Crucis poblano en las faldas del Cerro de Belén, que estaría integrado por 14 capillas, otros caminos de Vía Crucis fueron construidos en la
Nueva España, el de Puebla fue el primero de tipo arquitectónico y uno de los pocos que aún conserva la mayoría de sus capillas.

Cabe destacar que la arquitectura características de estas capillas es de fines procesionales, ya que cuentan con una puerta de acceso y otra de salida, para que la procesión no fuera interrumpida; aunque