• Se esperaba que por la madrugada de este miércoles el fuego sería apagado y la toma sellada.

Odilón Larios Nava.- Voraz incendio se presentó en una toma clandestina en campos de cultivo de Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac. La intensidad del fuego hizo que los cuerpos de emergencias no pudieran apagar el fuego en menos de 20 horas, hasta el cierre de esta edición las llamas eran muy intensas y la densa columna de humo era visible a kilómetros.
Por la intensidad del fuego, la radiación térmica impidió a los bomberos y personal de Emergencias
De Petróleos Mexicanos (Pemex), el acercarse para poder combatir las llamas en su origen.
Alrededor de las 00:50 horas de este martes, en terrenos de cultivo de lechugas del barrio de san Antonio, de Pamarito, a apenas 500 metros de la autopista, a la altura del kilómetro 189+00, se reportó un fuerte incendio.
Cuando la policía local llegó al lugar reportó que se trataba de una toma clandestina y que el fuego se estaba alimentando del combustible que manaba de la toma. Las llamas consumieron una camioneta presuntamente utilizada para el robo de combustible.
Personal de Pemex Emergencias Puebla, de Seguridad Física, del Ejército Mexicano, de Bomberos de Tecamachalco y Tepeaca, así como de Protección Civil del Estado, acudieron. Al evaluar la situación recomendaron evacuar 20 casas de las cercanías, además acordonaron la zona.
Apenas se tuvo corroborado el siniestro, Emergencias Puebla de Pemex, ordenó cerrar las válvulas del poliducto para cortar el suministro de combustible del fuego. Sin embargo en esa parte los ductos tienen una pendiente descendente y eso ocasionó que el remanente del hidrocarburo que quedaba en el tubo siguiera alimentando el incendio.
Con la zona asegurada, las autoridades tuvieron que esperar a que la flama infernal disminuyera su intensidad, a un punto en el que pudieran trabajar a cierta distancia para poder apagar el fuego. Alrededor de las 11:00 horas hicieron el primer intento para apagar el fuego, pero las llamas demostraron ser muy intensas y el intento fracasó. En este primer intento participaron los bomberos de Tecamachalco y Tepeaca.
Ante la intensidad de la emergencia, debieron acudir también los bomberos del Complejo Petroquímico Independencia, ubicado en san Martín Texmelucan y bomberos de ductos Apizaco, Tlaxcala. Con todo ese equipo se volvió a intentar apagar el fuego en tres ocasiones más y las tres fueron infructuosas.
A las siete de la noche se volvió a hacer otro intento de apagar la boca del infierno, pero tampoco hubo efectos positivos. Personal de seguridad pública indicó para este medio, que sería por la madrugada cuando se esperaba poder apagar el incendio, es decir por lo menos 24 horas después de iniciada la deflagración.
Aparte de la camioneta, presuntamente de los chupaductos, que quedó calcinada en su totalidad, y el terreno donde ocurrió el incendio, no hubo otros daños materiales que lamentar.
Las autoridades exhortaron a las personas que tengan información de robo de combustible a que proporcionen información de forma anónima a las autoridades federales para que puedan combatir esta actividad ilícita que expone a la población civil. Los números que ponen a disposición de la ciudadanía están en los postes amarillos que indican el sitio por donde cruzan los ductos: Centro de Coordinación y Apoyo de Emergencias 01 55 19 44 99 20; Centro de Control Sureste 01 800 68 53 582; y el Centro de Control México 01 800 80 19 400.