Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado local del PRD, Ignacio Mier Bañuelos, reconoció que en los últimos cuatro años se incrementó el robo de hidrocarburo, al grado de que sean más de 15 bandas delictivas las que se disputan las plazas donde pasan los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).
Comentó que hace algunos años solamente eran dos bandas las que se dedicaban al robo de hidrocarburo, pero estas se multiplicaron a más de 15, provocando que los ciudadanos vivan con algún tipo de temor.
Opinó que Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco y San Matías Tlalancaleca son algunos de los municipios que deben ser vigilados por las autoridades competentes para erradicar esta problemática.
De esta manera, consideró urgente que haya una mesa de trabajo en la que participen los presidentes municipales, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública y las autoridades federales, para diseñar estrategias que combatan el robo de hidrocarburo.
Indicó que antes del 31 de julio, presentará un exhorto para concretar esa mesa de trabajo, toda vez que los ciudadanos están viviendo en la zozobra, a raíz de los enfrentamientos que se pudieran dar entre estas 15 bandas delictivas.
Incluso, destacó que en el municipio de Tecamachalco se viven cerca de 15 robos de autos por semana, los cuales son ocupados por los delincuentes para cometer sus fechorías al momento de ordeñas los ductos de PEMEX.
“Hay que reconocer que ha crecido de manera exponencial las tomas clandestinas desde hace 4 años. Antes eran dos células delictivas y estas se diseminaron para crecer a más de 15 bandas delictivas que se disputan las plazas”.