• El padrastro logró escapar, pero no su esposa ni el jefe de escoltas del grupo criminal.
• Este operativo permitió corroborar la muerte de “El Niga” medio hermano del El Kalimba.
• Se piensa que los dos medios hermanos y el novio de la hermana de estos fueron inhumados en ese rancho.

Odilón Larios Nava. – Los Marinos fueron recibidos a balazos durante el operativo que realizaron en el rancho del ahora extinto “Kalimba” en Libres, donde murió abatida su mamá Patricia Mirón López de 50 años y su jefe de escoltas apodado El Munra. Desgraciadamente logró escapar Rafael C. C., el padrastro de El Kalimba quien heredo el poder en ese grupo delictivo y a quien los marinos pretendían aprehender.
Estas acciones a cargo de la Marina Armada de México permitieron a las autoridades corroborar la muerte de “El Niga”, el medio hermano de El Kalimba, así como el cuñado de éstos. Lo anterior gracias a que en el lugar se encontraron tres altares dedicados a cada uno de ellos. Se cree que los cuerpos fueron sepultados en dicho rancho de manera clandestina por lo que su búsqueda y localización será parte de las investigaciones de las autoridades. La muerte de El Niga era supuesta por los agentes investigadores, pero no la habían confirmado hasta el pasado martes al hallar los altares fúnebres.
Se piensa que El Niga fue abatido en Amozoc el mismo día que fue ejecutado El Kalimba (en octubre del 2017) y que su cuerpo fue trasladado por sus familiares hasta dicho rancho en donde fue inhumado, de manera clandestina) junto con su medio hermano.

EL OPERATIVO

Trabajos de inteligencia que realizaron durante los últimos meses los marinos permitieron conocer que Rafael fue quien se quedó a cargo de la organización criminal creada por El Kalimba. Desde entonces los elementos de la Marina comenzaron a seguirle los pasos de cerca y fue hasta la madrugada del jueves que lo ubicaron en el rancho de Libres y montaron un operativo.
Las acciones fueron muy complicadas, según explicaron fuentes cercanas a este diario, pues el rancho es “gigantesco”, tiene una extensión cercana a cinco kilómetros y en él hay caballerizas donde incluso hay caballos ponys, criaderos de cerdos, sembradíos que cuentan con su propio sistema de riego, criadero de gallos, un establo con borregos y diversas construcciones, la mayoría de ellas en obra negra.
Al ser un rancho alejado de la zona habitada de Libres la madrugada era de un negro absoluto, que dificultaba la visibilidad de los marinos quienes al acercarse a la casa “fueron recibidos a plomazos, sólo se veían los destellos de los disparos”.
Repelieron la agresión y comenzaron a revisar cada una de las construcciones, al abrir uno de los cuartos, donde se encontraba El Munra, éste disparó y lesionó en la cabeza a un marino, sus compañeros repelieron la agresión y así lograron abatir a El Munra y a su jefa Patricia Mirón López. Los cuerpos de ambos quedaron solo separados un metro de distancia, ante ellos estaba un “cuerno de chivo y un revólver”. Las autoridades investigadoras se inclinan a pensar que hubo otros miembros de la organización lesionados de bala pero que pudieron escapar.
Entre los que escaparon se piensa se encuentra el padrastro de El Kalimba, quien ahora es el líder huachicolero de esa organización.

EL MARINO

Como se informó en este diario, un marino resultó con un impacto de arma de fuego en la cabeza, su estado de salud, desde el primer momento fue considerado como muy grave. Fue trasladado del Hospital General de Libres al Hospital de la Marina en la Ciudad de México.
Las fuentes consultadas por este diario indicaron que el marino herido hasta la noche de este miércoles presentaba muerte cerebral, por lo que no se descartaba que en las próximas horas se notificara oficialmente su deceso.

LA IDENTIFICACIÓN DE LOS CADÁVERES

La identificación de Patricia Mirón López, de 50 años, la mamá de El Kalimba fue realizada este miércoles en las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Puebla capital por parte de su hija, la cual estudia criminología en una reconocida universidad de poblana.
Hasta el cierre de esta edición se desconocían los resultados de la necropsia de ley aplicada al cadáver de Patricia Mirón, quien fue señalada por la Fiscalía General del Estado (FGE) de ser la encargada de los movimientos financieros de la organización criminal que ella y su esposo (el padrastro de El Kalimba) heredaron a la muerte del líder huachicolero.
Tampoco se conocía el resultado de la necropsia de El Munra, el que supuestamente es el líder operativo y jefe de escoltas de la supuesta organización criminal.