ING. OSCAR LOPEZ MORALES
El personaje del fin de semana fue Mario Marín Torres, su regreso abierto a la escena política es sin duda el inicio de su retorno triunfal a la vida política del estado ante un PRI totalmente descompuesto y sumergido en la más grave crisis de la que se tenga historia.
La presencia de Mario Marín en primera fila durante el consejo político del PRI para definir el método que aplicarán para formalizar la llegada de Isabel Allende a la dirigencia estatal, es el mensaje claro de lo que el PRI va a ser y hacer en las semanas próximas.
Entre los dimes y diretes de los diferentes grupos al interior del partido, parece que solamente la persona del ex gobernador pudo unirlos o al menos ese fue el mensaje que dieron el sábado donde nadie dudó en tomarse la foto con él y saludarlo, incluso Javier López Zavala quien está por debajo de la mesa moviendo las aguas y azuzando a José Luis Márquez para que impugne la llegada de Isabel Allende.
Lo cierto que es Marín es viejo lobo de mar y conoce perfectamente a cada uno de los que están ahí, de los que aspiran y de los que conspiran y su regreso no es casual no una ocurrencia personal. Él estuvo ahí porque así lo acordó, porque el Comité Ejecutivo Nacional así lo determinó y porque hoy por hoy, el priísmo de Puebla necesita que “la cuña apriete” para poder salir del marasmo en el que se encuentra, con miras no solo a las elecciones del próximo año, sino para las del 2018.
Después de 3 años y medio de tener solo algunas apariciones esporádicas, muy analizadas y medidas, así como el ave que Noé dejaba salir del Arca para medir si el agua del diluvio ya había bajado su nivel y podrían salir de su refugio.
El ex gobernador hoy pisa con paso firme.
Así, Marín y su grupo están de regreso.
CONFETI… y como era de esperarse, el equipo del Puebla de la Franja nomás no da una y ayer llegó el cese fulminante de Rubén Omar Romano ante una derrota más que lo pone en el lugar 15 de la tabla, solo uno arriba del colero…aunque no se ha dicho para cuándo se dará a conocer el nombre del sustituto, suenan ya tres nombres, incluso el de el controversial José Luis Sánchez Solá, aunque el que se oye con mayor insistencia es el del español Pako Ayestarán.