Por Jesús Lemus/Puebla

El Consejo Estatal de MORENA evidenció su desprecio hacia los personajes externos que pelean la candidatura del partido al gobierno de Puebla en 2018, pues dicho organismo se reunió para realizar un llamado a la unidad y solicitar a militantes un compromiso real de trabajo para ganar las votaciones del año entrante.
Durante el Consejo Estatal de MORENA no se convocaron al diputado federal Alejandro Armenta Mier; al ex rector de la UDLAP, Enrique Cárdenas Sánchez y al senador Miguel Barbosa Huerta, quienes no militan en el partido, pero que han expresado su interés de obtener la candidatura a Casa Puebla.
Por el contrario, los convocados a la reunión de consejeros fueron Abelardo Cuellar, Rodrigo Abdala Dartiguez y Marco Alonso Aco -aunque este último tampoco asistió-, como parte de la terna que eligió en el Consejo Estatal de MORENA para designar al coordinador organizacional en el estado de Puebla y que se caracterizará por alcanzar la nominación para competir por el gobierno estatal el otro año.
Sobre el particular, el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) de MORENA, Gabriel Biestro Medinilla, señaló que el consejo estatal tuvo dos objetivos: “presentar a la terna elegida para coordinador organizacional” y el “llamado a la unidad para garantizar un triunfo en 2018”.
El dirigente estatal sentenció que MORENA tiene el músculo político para dar la batalla electoral en 2018, cuando además del gobierno estatal, también se elegirán a diputados federales, legisladores locales, alcaldes, senadores y presidente de la República.
Biestro Medinilla trató de justificar la ausencia de Armenta Mier, Cárdenas Sánchez y Barbosa Huerta, al señalar que MORENA en Puebla “no tiene conocimiento” sobre si hay otros personajes externos que contemple el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido para elegir al coordinador organizacional en el territorio poblano y que derivará en que logrará la candidatura al gobierno estatal.