Por: Carlos Linares

NO cabe duda que el talento también se hereda y la primera actriz Carmen Salinas tiene un semillero de nietos que han heredado ese talento nato que la actriz posee, así como su simpatía y naturalidad al actuar.

El joven actor, Manuel Monge, nieto de Carmen Salinas, viaja a Los Ángeles, California para estudiar cine, en la prestigiada escuela de Ivanna Chubuk, con el fin de obtener mejor nivel actoral y poder tocar las puertas de Estados Unidos, para hacerse de un nombre y comenzar a despuntar como anhela, pues el actor no quiere que lo etiqueten por ser nieto de la histrión.

Mediante un comunicado de prensa que llegó a nuestras instalaciones de LA OPINIÓN, el joven actor comentó “Me siento muy contento de probar una nueva etapa profesional, en esta carrera tan difícil que he tratado de forjarme por mi mismo. Sé que tengo un ángelote que me puede ayudar, que es mi abuelita, Carmen Salinas, pero deseo hacerlo por mi mismo para que se sienta orgulloso de mi. Se que han salido de esa escuela grandes figuras como: Halle Berry, Charlize Theran, Judith Light Travis Fimmel, entre otros y quiero ser parte de esas figuras”.

Luego de concluir sus estudios en la escuela del cineasta Luis Mandoki, quien le aconsejo que es el momento de tocar puertas en el extranjero y perfeccionar el inglés, platicó sus aspiraciones con sus seres más queridos y con maleta en mano decide emprender el vuelo.

“Siento que con los estudios que he adquirido y los que voy a toma, serán suficientes para hacer castings. Domino l ingles, solo que debe o perfeccionarlo para que no haya obstáculos en las intenciones que tengo de ser reconocido. No es fácil, me ha costado mucho trabajo, pero como dice el maestro Mandoki, el chiste es empezar”.

El único nieto varón de la actriz más popular y querida de México, Carmen Salinas espera regresar con gratas sorpresas. “He adquirido buenas técnicas y las que se agreguen, confió que me ayudarán para lograr el objetivo”.

Finalmente cabe señalar que Manuel quiere seguir los pasos de estrellas como Eugenio Derbez, Gael García y Diego Luna, quienes tuvieron que emigrar a otro país para poder lograr sus metas.