• Ciudadanos y conductores de UBER cerraron calles del centro
• Es inminente el incremento al transporte público, dice diputado
• Arzobispo confía en que no se genere un estallido social
• Habrá más alzas en servicios y productos dice Canaco
• Gobierno falló, dice el senador Barbosa

Dulce Gómez

Ciudadanos y conductores de UBER se manifestaron contra el incremento en las tarifas del combustible, lo anterior ocurrió mediante una marcha que partió del Parque Juárez al zócalo capitalino, empero con varias paradas intermedias, entre ellas la 13 Sur.
Fue durante la tarde de ayer cuando alrededor de 150 inconformes se aglutinaron en la zona de Plaza Dorada para después entre quejas y con pancartas en mano pedir la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto.
Lamentaron que la entrada en vigor del gasolinazo –1 de enero-, y es que las tarifas de este combustible alcanzaron un precio máximo de $16.59 por cada litro de Magna y $17. 25 por litro de Premium en algunos municipios del estado de Puebla.
También, los manifestantes anunciaron que se sumarán al movimiento que se llevará a cabo el próximo 7 de enero en contra del alza en los precios de hidrocarburo.
Incluso revelaron que presentarán un amparo colectivo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por este tema, y es que opinaron que es necesario que se ofrezca un informe del porqué de esta situación.
Durante la marcha, ya instalados frente al Palacio Municipal, alrededor de 50 conductores de UBER solicitaron que la empresa disminuya de 25 a 10 el porcentaje de comisión.
Lo anterior, al argumentar que el incremento del combustible les afecta en la prestación de sus servicios.