La arquidiócesis de Puebla ha entregado alrededor de 80 toneladas de víveres y productos de limpieza,para los damnificados tras las precipitaciones pluviales generadas por los fenómenos climatológicos Ingrid y Manuel, gracias a la colaboración de la sociedad en general.
En este sentido el jerarca de la grey católica, Víctor Sánchez Espinosa, expresó que la ayuda que han dado ha sido enfocada a tres diócesis, la de Tlapa, Puerto Escondido y Acapulco; asimismo se ha entregado ayuda para la región de la Sierra Norte de Puebla.
El arzobispo de Puebla afirmó que actualmente la diócesis de Jalisco se ha puesto en contacto con la de Puebla para que ésta última se encargue de conseguir granos para la zona de. Tlapa.
Por su parte la arquidiócesis de Jalisco se encargará de buscar la forma de transportar todos los granos que los poblanos puedan conjuntar para todos los damnificados del sitio antes mencionado, detalló Víctor Sánchez.
De acuerdo a información de la arquidiócesis, los centros de acopio se mantendrán mientras continúe la etapa de emergencia y reconstrucción de las comunidades afectadas; en total la iglesia católica cuenta con cinco espacios para recibir ayuda como lo son la catedral, la Casa de la Familia, el Banco de Alimentos, Cáritas y el Seminario Palafoxiano.
ASAMBLEA DIOCESANA DE PASTORAL
En otro orden de ideas el arzobispo de Puebla anunció que hoy inicia la asamblea diocesana de pastoral y concluye el próximo 10 de octubre.
El tema de este evento será la formación permanentes de agentes de pastoral; se prevé la participación de mil personas,e nutre las que se encuentran sacerdotes, religiosas, seminaristas y laicos.