Este sábado en punto de las 15:00 horas en “El Nido” ubicado en el campo de Chivas Santuario en San Pedro Cholula, las Mambas Negras Team enfrentará la segunda jornada del Torneo Inter Ligas, donde las dirigidas por el head coach Iván Murcia reciben la peligrosa visita de las Legionarias de la Ciudad de México.
Tras imponer condiciones en su visita a la capital del país, donde la escuadra sensación de la Pretty Girls Football League (PGFL) se llevó la honra por marcador de 21 puntos a 8, buscarán replicar el saldo en esta segunda afrenta, tal como lo aseguró la estelar del conjunto, Jeszamín Paredes.
“Nos sentimos bastante contentas, nerviosas, el equipo sigue siendo totalmente nuevo, pero las novatas están dando todo de su parte, es algo más que nos motiva a nosotras como veteranas para seguir enseñándoles, que nos hace confiar más en el proyecto que es Mambas, es un proyecto que va con grandes metas y los resultados se van dando poco a poco, el primer partido lo ganamos y este segundo tenemos como objetivo ganarlo y además tener una mayor diferencia en el marcador”.
La afamada “Pecas Peligrosas”, destacó que al estar en plena fase de preparación también con miras a la temporada de Bikini, donde son las actuales campeonas, aún existen detalles que se trabajan en cada entrenamiento, ello con la única intención de iniciar la defensa de su corona desde el primer compromiso.
Sobre lo que será el rival, al que volverán a enfrentarse este fin de semana en territorio angelopolitano, reconoció el poderío de las Legionarias como uno de los mejores equipos de la Women’s Football League, sin embargo aseguró que Mambas es también un duro sinodal, por lo que no dudó en afirmar que se quedarán con el triunfo.
“Lo que tienen ellas, no solamente es una fortaleza, sino son varias, las chicas tienen un físico muy bien trabajado, son chicas realmente atletas de alto rendimiento, están muy bien preparadas, tanto en gimnasio, como en campo, y tienen una trayectoria bastante buena en lo que es el Football Bikini, pero eso no le gana a nuestro veneno, no le gana a nuestro corazón y obviamente no le gana a nuestra hermandad, a nuestro Nido”, concluyó.