Marco Fierro

 

Los franeleros han invadido las calles del primer cuadro de la ciudad, principalmente en la calle 6 poniente, así como 3 y 7 sur, donde imponen cuotas de entre 30 y 50 pesos para estacionarse, de lo contrario, rayan los autos, ponchan llantas o grupos de 5 y 7 personas amedrentan a los conductores.

Sobre el tema, el Secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo, aceptó que la presencia de los famosos “viene viene” en las calles del centro histórico está permitida.

Sin embargo, lo que no puede haber es un incremento en el número, pues solo están autorizados los que realizan el pago correspondiente a vía pública por realizar su trabajo.

Dejó en claro que los franeleros que pueden permanecer en calle, deben presentar sus comprobantes de pago para poder permitirles estar “trabajando” en zonas establecidas por la autoridad

Sánchez Galindo dio a conocer que actualmente el Código Reglamentario Municipal (Coremun) permite su presencia en algunas calles, pero a través de operativos constantes se hace respetar las áreas autorizadas y para que no eleven su número.

“En el caso de los franeleros estamos haciendo una revisión, queremos saber si están en una agrupación para proceder. Es claro el Coremun en cuánto puede ser autorizado y lo vamos a ajustar;  en el primer cuadro establece que puede haber un número determinado”, dijo.

Finalmente, el funcionario municipal apostó por disminuir su presencia, por lo que, después de los resultados del censo, van a normar a aquellos que estén irregulares.