Desde el 2011, maestros del Colegio de Bachilleres del Estado, acudan que han sido objeto de represión, hostigamiento y merma en sus prestaciones y derechos laborales, señalan directamente de estas tropelías al líder sindical Ricardo Ordaz quien es afín al morenovallismo y está en el puesto desde siete años.