• Abusaron sexualmente de ella, la degollaron y enterraron; todo esto en un domicilio de Amozoc.

Odilón Larios Nava.- Una niña de 5 años de edad, fue abusada sexualmente por su padrastro y su madre, después fue golpeada, estrangulada y degollada. El cadáver lo enterraron en el domicilio donde habitan en la colonia La Venta, el municipio de Amozoc.
El crimen fue cometido el pasado miércoles 31 de mayo alrededor del mediodía, pero paso desapercibido para las autoridades. Fue hasta el pasado miércoles 7 de junio, cuando el tío materno de la menor fue a preguntar qué había pasado con la niña.
Para entender la preocupación del tío, hay que decir que la mamá de la niña y el padrastro son adictos a las drogas. Cuando el tío se percató que habían pasado varios días y no había visto a la niña, acudió a la casa de su hermana y le preguntó por la pequeña.
La mujer le inventó una historia, en pocas palabras le dijo que a la pequeña se la había llevado un familiar. El hermano se fue pero no quedó muy convencido. Así que volvió, y al ingresar a buscar a la casa, ubicada en la calle Los Duraznos, en la colonia La Venta, en Amozoc, halló que en el patío había tierra que parecía recientemente removida.
Es por ello que escavó un poco y corroboró sus sospechas, que la pequeña estaba enterrada en el lugar. El hombre avisó a las autoridades y así fue como acudieron para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones de rigor.
La pequeña respondía al nombre de Estefanía Romero Zepeda, y tan sólo contaba con 5 años de edad. Trascendió que sufría maltrato a manos de su padrastro y de la madre. Incluso que era víctima de frecuentes abusos sexuales por parte del padrastro.
Trascendió que la niña fue abusada sexualmente por el padrastro y que la mamá lo consentía. El cuerpo presentaba múltiples golpes, señas de estrangulamiento y además tenía en corte en la garganta, había sido degollada.
Fuentes consultadas indicaron que el pasado 31 de mayo, el padrastro golpeó a la pequeña Estefanía, después la ahorcó con un pañuelo, como la pequeña se desmayó y no respondía, le preguntó a la mujer qué hacer. Entonces el hombre, delante de la madre y de los otros dos hijos, de 3 y 1 año, respectivamente, degolló a la pequeña. Minutos después inhumaron el cuerpo de forma clandestina en el patio de la casa.
Luego del levantamiento del cadáver se efectuaron las investigaciones del caso y los agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) lograron capturar al padrastro de nombre Daniel M. R., de 20 años de edad y a la mamá de nombre Anayeli Z. X., de 30 años.