• La mujer señala que está siendo utilizado como chivo expiatorio por la FISDAI.
• Dijo que a su hijo no lo detuvieron en el modo y lugar en que informó la Fiscalía.

Odilón Larios Nava. – La madre de uno de los dos hombres a los que la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) señala por el delito de secuestro, en contra de un empresario de Teziutlán, afirma que su hijo es inocente y que sólo está siendo ocupado como chivo expiatorio.
La mujer señaló que cuenta con pruebas de que su hijo estuvo atendiendo un negocio familiar en el tiempo que duró el secuestro. Además, afirmó que su hijo no fue detenido en el tiempo, lugar y la forma en cómo la FISDAI lo informó en una rueda de prensa el pasado 3 de febrero.
Rosalía Chino, la madre de Julio César González Chino, negó que su hijo haya sido detenido por la FISDAI durante un enfrentamiento en una de las cañadas del barrio de San Sebastián, y aseguró que lo detuvieron en una pizzería a las 9 de la noche del viernes dos de febrero.
La mujer indicó que su hijo fue detenido en compañía de su primo Said, y que las autoridades lo incriminaron solo porque tenían llamadas telefónicas entre ellos. Pero asegura que su hijo no participó en el secuestro ya que durante todo ese tiempo estuvo trabajando como encargado de la maquila que tienen como negocio, aseguró que tienen testigos de lo que dice.
La mujer aseguró: “A mi hijo lo golpearon, le metieron la cabeza en una bolsa de nylon, para ahogarlo. Nunca dijo nada porque él no sabía nada. Él se sintió sorprendido de eso, nunca dijo nada. Lo que dijeron que cobraron el secuestro es una gran mentira”.
La mujer aseguró que de todo lo anterior ya dio parte a la Comisión de Derechos Humanos, quienes ya investigan al respecto. Esto lo comentó la madre de Julio César en el exterior de la Casa de Justicia de Puebla donde se llevaba a cabo la audiencia en contra de su hijo, por lo que hasta el cierre de esta edición se desconocía si sería o no vinculado a proceso.
Como se informó en este espacio noticioso el sábado 3 de febrero, el titular de la FISDAI, Fernando Rosales Solís, informó del rescate del empresario de Teziutlán y la detención de dos de los probables secuestradores.