• La lesión le fue inferida durante una trifulca ocurrida la madrugada de este jueves en la carretera federal a Tlaxcala.
• Hubo cinco personas detenidas: tres mujeres y dos hombres, acusados de lesiones y resistencia a particulares.

Odilón Larios Nava.- Una trifulca entre civiles y policías municipales, ocurrida la madrugada de este jueves en la carretera federal a Tlaxcala, a la altura de San Cristóbal Tulcingo, dejó como saldo un policía municipal del Sector 4 con un machetazo en la cabeza y cinco civiles, presuntos agresores, detenidos, entre ellos tres mujeres y dos hombres.
Por reportes extraoficiales se conoció que cerca de la una de la mañana del jueves, los uniformados iban a realizar una revisión a personas que estaban a bordo de una camioneta sospechosa, en el punto señalado.
Los reportes policiales señalaron que al acercarse fueron recibidos con agresiones, un hombre directamente los atacó con un machete por lo que los uniformados solicitaron auxilio vía radio y de esa manera llegaron refuerzos en cuestión de minutos.
El uniformado que recibió el machetazo en la cabeza, fue Juan Leonel Herrera Arellano, de 26 años de edad, según indicaron algunos de sus compañeros de corporación. Por esa lesión fue trasladado al Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS. Según algunos de sus compañeros de corporación, está fuera de peligro, la lesión que sufrió no pone en riesgo su vida.
Derivado de estas acciones tres mujeres y dos hombres, civiles, fueron detenidos por las autoridades policiales y remitidos ante el Agente del Ministerio Público como responsables de haber agredido a los policías y causarle lesiones al menos a uno de ellos.
Según los reportes extraoficiales, los policías municipales iban a realizar una revisión a la camioneta, por sospechosa, pero los ocupantes los atacaron de forma inmediata y en cuestión de minutos llegaron otros familiares de esas personas quienes se sumaron a la trifulca. Después las cosas habrían ocurrido como ya se narró.
Mientras que otras fuentes informaron que la versión de los detenidos es la siguiente: la camioneta se les habría parado porque se les acabó la gasolina, por ello se detuvieron y llamaron a sus familiares, para que fueran a recogerlos; pero en eso llegaron los policías con los que se hicieron de palabras y después pasaron a los golpes; los familiares, según esta versión, llegaron porque ya habían sido llamados previamente, pero al arribar notaron el problema con los policías y se sumaron a la trifulca.
De cualquier forma el resultado fue: un policía municipal con una lesión en la cabeza, causada por un machetazo y cinco civiles detenidos por esta agresión a los uniformados.