• Este jueves por la madrugada fue entregado el cadáver y horas después era inhumado en el panteón de San Pablo Xochimehuacán.

Odilón Larios Nava. – A casi dos semanas de haber sido asesinada por su propio hijo, finalmente este jueves fue sepultada Guadalupe Rodríguez Mendoza, de 73 años. Sus restos fueron inhumados en el panteón de San Pablo Xochimehuacán. El cortejo fúnebre fue muy parco, tan sólo su hijo mayor y algunos familiares acompañaron el cuerpo. Sobre la tumba solo se observaba un solitario arreglo floral.
Las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) han logrado establecer que el pasado domingo 6 de mayo Guadalupe fue asesinada por su uno de sus cuatro hijos, de nombre José Manuel, de 43 años. El hombre colocó el cuerpo en bolsas y después lo cubrió con cobijas, e inventó una coartada para culpar del crimen a su sobrino de 15 años, pero fue descubierto por los agentes ministeriales.
Aunque el homicidio se cometió el 6 de mayo, el cadáver fue hallado dentro de su domicilio de la colonia Gonzalo Bautista hasta el pasado viernes, pero ninguno de sus familiares reclamó el cuerpo a la Fiscalía hasta este miércoles 16 de mayo.
El cuerpo fue entregado por la madrugada de este jueves a su hijo mayor, después por espacio de unas horas fue velado y posteriormente sepultado. Todo fue muy rápido debido al avanzado estado de descomposición en el que se encontraba.
Después del breve velorio su féretro fue llevado a la calle San Diego en la colonia Gonzalo Bautista, en donde sus vecinos le dieron rápidamente el último adiós, pero por lo imprevisto de la situación no pudieron acompañar el cortejo fúnebre. Después fue llevada al panteón de San Pablo Xochimehuacán en donde fue sepultada y donde pocas flores acompañan su tumba.
En días pasados se informó que, pese a que la mujer cuenta con familiares directos, entre ellos tres hijos, dos hombres y una mujer – además del que se encuentra detenido – ninguno de ellos había hecho el reclamo del cuerpo. Por lo que la mujer corría el riesgo de ir a parar a la fosa común lo que causó reacciones entre los vecinos de Lupita, quienes incluso se ofrecieron a darle sepultura.
Finalmente, el miércoles su hijo mayor hizo el reclamo del cadáver ante las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), pero debido a algunos errores en la documentación fue hasta la madrugada de este jueves cuando el cuerpo le fue entregado a dicho vástago y a otro familiar.
Después la llevaron a una funeraria de la colonia Volcanes donde velaron el cuerpo por espacio de seis horas, después llevaron el ataúd a la colonia Gonzalo Bautista en donde rápidamente algunos vecinos despidieron el cuerpo.
Finalmente, la mujer fue llevada al panteón de Xochimehuacán, en donde sus restos fueron sepultados y un solitario arreglo floral colocado en la tumba.
Cabe destacar que su hijo José Manuel, de 43 años, se encuentra detenido como probable responsable de este parricidio. Se presume la privó de la vida estrangulándola por ambición de los bienes que poseía la septuagenaria.
Después él mismo reportó la desaparición de la mujer e ideó una coartada, pero los agentes la descubrieron y finalmente lo detuvieron. Será en horas de este viernes cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación o no vinculación a proceso de este hombre señalado de haber matado a su madre.