• Se esfuerza al máximo y no duerme más de 5 horas al día, en promedio, para superarse y ser un ejemplo para sus dos pequeños hijos.
• Se enfrenta al machismo de la ciudadanía y de algunos de sus superiores, pero la SSPTM trabaja para erradicar ese tipo de discriminación.

Odilón Larios Nava.- Lourdes Sevilla Condado, a sus 26 años, es Policía Raso de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), también es madre y estudiante de licenciatura. Cada día se esfuerza para cumplir con esas tres labores que la llenan de satisfacciones.
Lulú, reconoce que estas tres actividades implican un arduo y constante esfuerzo. En entrevista dijo que es muy difícil realizar estas tres actividades a diario, pues son muy demandantes, pero no claudica a ninguna de ellas, aunque eso signifique dormir menos de cinco horas al día.
Es madre soltera, tiene un niño y una niña, de 9 y 4 años de edad respectivamente. Está consciente que sus pequeños abrevan de las enseñanzas que ella les dé, por eso acude a trabajar como policía donde cumple con sus turnos de 24 horas, al salir acude a estudiar a la licenciatura en Seguridad Pública y Tránsito Municipal carrera que se imparte en la Academia Ignacio Zaragoza.
Estas tres actividades le demandan mucho tiempo, por lo que apenas duerme cinco horas al día, cuando no está de servicio.
Para Lourdes portar el uniforme “es como ser un superhéroe y es lo que tienes que mostrarle a la ciudadanía. Estoy estudiando la licenciatura de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, en la academia de iniciativa Mérida en Los Encinos” quiere superarse y no descarta que dentro de su carrera policial, en algunos años ocupe puestos de mando.
“Es difícil combinar el servicio, el trabajo con la escuela, por los horarios, porque si se complica la vida de estudiante y en cuestión de familia cuidar a mis hijos no es fácil. Hacer esos tres papeles implica mucho esfuerzo, muchos desvelos, mucho cansancio, pero también te da las ganas de seguir adelante porque le estas dando un buen ejemplo a tus hijos” confesó la mujer policía.
A todo ello agregó que es difícil ser policía cuando se es mujer, porque aún hay un fuerte estigma contra las mujeres: los mandos te quieren mangonear por ser mujer, incluso la ciudadanía te falta el respeto cuando eres mujer y portas el uniforme, pero eso ya va cambiando en la secretaría – SSPTM – se ha ido trabajando para revertir ese fenómeno.
Al preguntarle sobre uno de los casos que más le hayan dejado satisfecha en los cinco años que lleva como policía, Lourdes indicó que hace aproximadamente ella y su compañero de trabajo le salvaron la vida a un hombre que se había quedado atrapado en un incendio en Bosques de San Sebastián, la casa estaba ardiendo y no habían llegado los bomberos ni paramédicos, por lo que tuvieron que arriesgar el físico y la vida, y entrar al domicilio, en donde hallaron a un hombre de 25 años inconsciente y lo sacaron cargando. La mujer mencionó: definitivamente ayudar a la ciudadanía es lo que más valoro de mi trabajo.
Este día de las madres Lulú, hace un llamado a las mamás solteras a ser valientes y apreciar la oportunidad que tienen de ser madres y padres a la vez, de enseñar valores a sus hijos y trabajar fuerte: “Como madres solteras tenemos la fortuna de ser madre y padre, poder inculcar a nuestros hijos el respeto a una familia, que no usen a los niños de escudo entre las parejas”.
La mujer policía y estudiante de licenciatura, recordó que ante todo es madre y por ello envió un mensaje a sus dos pequeños hijos: “a ellos simplemente les digo que los amo”.