Por: Carlos Linares / Fotos: Mario Juárez
LA Explanada del Complejo Cultural Universitario se llenó de bikers y fans, quienes como cada año, se dieron cita para disfrutar del LOVE RIDE en su VI edición.
La agrupación española “Buffalo” fueron los primeros en salir, le siguieron los dominicanos “Merenglass”. Los encargados de conducir dicho evento altruista fueron Emir Pabón y Vanessa Arias, quienes anunciaron la cantidad recaudada $379,000 a Beneficio de la Fundación “Nueva Esperanza”, que ayuda a niños con cáncer.
Siguió en el escenario Bobby Pulido, para complacer con sus más grandes éxitos. El momento esperado de la noche se vivió cuando en medio de aplausos, poblanos de todas las edades comenzaron a corear los más grandes éxitos del argentino Miguel Mateos, quien estuvo en la edición del 2012, y regresó debido a la gran aceptación.
“Hay gente que le va mal desde hace tiempo y ningún gobernante de mierda hace algo por ellos, viven en casas de cartón, en la calle, lo digo por México y Argentina”, comentó.
Los gritos no se hicieron esperar, el ambiente se vivía al máximo con Mateos, a lo que mencionó “Yo siempre he dicho que es mejor compartir nuestros problemas con otra persona, así se lleva el 50% de ellos”.
“Atado a un sentimiento”, “Es tan fácil romper un corazón”, “Borracho y sentimental”, “Cuando seas grande”, fueron parte del set list, sin olvidar los nuevos temas, con una hora y media de show.
“Gracias México; Gracias Arturo Ruiz; Gracias Love Ride; Los amo”, concluyó emocionado Miguel Mateos, cerrando su presentación con “Obsesión”, en medio de aplausos y la bandera de México en las manos.
Cabe señalar que en conferencia de prensa, Miguel Mateos manifestó que su viaje fue un poco cansado, hizo 20 horas de vuelo con escala en Lima, Perú, pero que estaba listo para comer tacos y rockear.