Marco Fierro

 

Tras lamentar los privilegios que en la cárcel tienen los hermanos Tiro Moranchel, los defraudados de Sitma e Invergroup realizaron una nueva protesta para pedir el pago de su dinero y se castigue como se debe a los culpables, quienes podrían salir libres a pesar del fraude millonario que hicieron a más de 10 mil personas.

Su representante, José Luis Pérez Bello, señaló que a 10 años de distancia se sabe que son 7 mil 500 los defraudados por Sitma, por un monto superior a los 900 millones de pesos, mientras que por Invergroup son 4 mil 600 las personas que fueron víctimas, por un monto de mil 800 millones de pesos.

Por lo anterior, exigió a las autoridades el regreso de sus capitales e inmuebles, ya que temen que los defraudadores recuperen más de 80 propiedades, a través de prestanombres.

“Son 7 mil 500 los defraudados por Sitma, por un monto superior a los 900 millones de pesos y por Invergroup son 4 mil 600 los afectados por un monto de mil 800 millones de pesos, además de 80 inmuebles”, dijo.

En entrevista, Pérez Bello, aprovechó para solicitar una reunión con el encargado de despacho de la Fiscalía general del Estado, Gilberto Higuera Bernal, una vez que el juez Tercero de lo Penal resolvió el 10 de octubre que 559 afectados no acreditaron el fraude, situación que los está dejando en un estado de indefensión.

Y es que señaló que pese a que han luchado estos 10 años por su patrimonio, hasta la fecha no hay autoridad alguna que los apoye para recuperar el dinero que les robaron.

Finalmente, el representante de los defraudados dio a conocer que a 10 años de distancia, al menos 70 personas adultas mayores ya fallecieron; sin embargo, los familiares de los difuntos se encuentran dando seguimiento al proceso para recuperar los bienes de sus allegados.