Por Patricia Moreno Sánchez

A un año del inicio de la administración de Donald Trump, los migrantes al tratar de cruzar la frontera para llegar a los Estados Unidos, siguen siendo víctimas de la delincuencia organizada, con violencia, robos, secuestros tráfico de personas y tráfico de órganos, denunció Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla.
Agregó que los migrantes solo buscan un trabajo con la finalidad de mejorar su calidad de vida y de su familia.
“Los migrantes cruzan la frontera para mejorar su situación y de su familia, pero son extorsionados, son robados, son violentados, hasta son víctimas traficó de personas y hasta órganos, esa es la realidad” aseveró el Líder de la Grey Católica.
Monseñor refirió que la iglesia católica, les brinda apoyo a la migrantes desde la frontera Sur hasta la frontera Norte especificó que se les brinda apoyo con alimentos, albergue, ropa, en ocasiones se les proporciona dinero para su pasaje de regreso y sobre todo apoyo espiritual.
“Algunos de los migrantes son deportados e intentan volver a entrar a Estados Unidos, otros regresan desanimados y tratan de regresas a sus comunidades”.
En los albergues de la Arquidiócesis de Puebla, en sus albergues atiende alrededor de 50 migrantes poblanos, nacionales y migrantes a la semana. Lo anterior tras oficiar la misa dominical en Catedral de Puebla.