El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió este domingo la decisión de retirar un operativo de fuerzas federales en Culiacán el pasado jueves y aseguró que los conservadores quieren ver convertido a México en un cementerio.

 

“No nos importa que los conservadores y autoritarios quieran que se gobierne de otra manera. Ya lo hicieron y no dio resultado, al contrario convirtieron a Mexico en un cementerio. Esa estrategia de querer apagar el fuego con el fuego y la violencia con la violencia, nunca más”, sentenció.

 

En su discurso en esta ciudad, en la entrega de recursos del Programa la Escuela es Nuestra, dijo “acabamos de tomar una decisión muy difícil pero muy humana. En el conflicto de Culiacán, Sinaloa, decidimos primero la vida de los seres humanos”.

 

Ante miles de asistentes en la Plaza de la Danza y por tercer día consecutivo, el primer mandatario defendió la estrategia en Culiacán porque se decidió por la vida de los seres humanos, el amor al prójimo y no por la violencia y el odio.

 

El jueves se suscitaron diversas balaceras y enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa, que dejaron como saldo un total de ocho muertos y 16 heridos, informó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

 

Lo anterior luego de un operativo fallido que tenía como objetivo cumplir una orden de aprehensión contra Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.