El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reconoció que el hecho de que el Fiscal General de la República tenga como apoderado legal a Javier Coello Trejo, mismo abogado que representa a Emilio Lozoya, no es ilegal, pero sí podría ser inmoral.

 

“Pues él podría decidir, yo no recomendaría, no me queda, porque es una institución autónoma y tiene que respetarse, no me queda hacer recomendación en este sentido; además, no creo que sea ilegal”, sentenció el mandatario.

 

El presidente se negó a señalar si Alejandro Gertz debe cambiar de abogado o renunciar a la Fiscalía General por algún tipo de conflicto de intereses.

 

Explicó que la denuncia contra Emilio Lozoya por la compra irregular de una planta de fertilizantes se inició desde la administración anterior, mucho antes de que Gertz fuera elegido como Fiscal General, por lo que es cuestionable que exista alguna irregularidad.

 

“En la pasada administración no se había dictado orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex; ya se hizo. Que no se ha podido detener, que está prófugo, ya ese es otro asunto, pero sí esto marca la diferencia, no hay impunidad tolerada”, manifestó.

 

“Y sí le tengo confianza al fiscal general. Creo que es un hombre recto y que no va a proteger a grupos de intereses creados”, reiteró el titular del Ejecutivo.

 

El presidente realiza este viernes y sábado una gira por Oaxaca para supervisar la construcción de dos autopistas, y los avances en el programa de caminos rurales construidos por los propios pobladores.