• El mandatario electo ha propuesto una política de “punto final” para evitar una guerra política, pero su postura ha generado polémica en el país

 

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió someter a consulta de los ciudadanos la decisión de llevar a juicio a los últimos cinco ex mandatarios del país: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y el actual, Enrique Peña Nieto.

 

Esto, luego de la polémica que generó esta semana la postura del mandatario electo de no perseguir la corrupción de los gobiernos anteriores para evitar así una guerra política, que podría imposibilitarle la implementación de reformas para mejorar la situación en su país.

 

En este contexto, López Obrador defendió su postura durante una entrevista radiofónica con la periodista Carmen Aristegui, al considerar que perseguir los crímenes del pasado significaría enjuiciar a “los de arriba”, pero que eso no sería conveniente porque significaría “conspirar contra la estabilidad política del país”.

 

“Desatamos (a los demonios), nos empantanamos, se suelta la confrontación entre los mexicanos, porque tendríamos que enjuiciar a Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto, y habría demasiado escándalo, y no podría hacer lo que quiero hacer para acabar con la corrupción. Me quedaría anclado en el conflicto”, sostuvo López Obrador.

 

“Hacia adelante cero corrupción y cero impunidad”, agregó al argumentar su política de “punto final”.

 

“Le haríamos más daño al país que beneficios si desatamos una cacería de corruptos. Me interesa un cambio de régimen. Lo que ya está en curso continúa porque no soy absoluto, yo no soy dictador, pero como titular del Ejecutivo no voy a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza, quiero justicia no venganza”, afirmó.

 

Sin embargo, aclaró que casos que ya están en marcha, como la investigación por corrupción y pago de sobornos realizados por la empresa Odebrecht, que involucra la elección presidencial de Peña Nieto en 2012, seguirán su curso.

 

La nueva consulta

 

Ante la insistencia de la periodista sobre la necesidad de castigar a los responsables de la crisis mexicana, en un país sediento de justicia, López Obrador se comprometió a realizar una nueva consulta (la tercera desde que ganó las elecciones presidenciales) para poner a consideración de los mexicanos la necesidad de perseguir a los expresidentes.