Porque la autosuficiencia energética fortalece nuestra soberanía, luego de 40 años volverá a construirse una nueva refinería en tres años con la inversión de 150 mil millones de pesos y la contratación de más de 20 mil trabajadores en un lugar estratégico del sureste mexicano. Durante ese lapso se mantendrán los precios de los combustibles y, para 2022 estaremos en franca recuperación para producir todos los combustibles que se consumen en el país.

 

Así lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador al encabezar el inicio de los trabajos de construcción de lo que será la séptima refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex), donde expuso la importancia del puerto de Dos Bocas para desarrollar una de las obras de infraestructura emblemáticas de la presente administración:

 

“¿Por qué se escogió Dos Bocas? Porque aquí llega un millón cien mil barriles diarios de crudo. Además de ser técnicamente lo más recomendable, es un acto de justicia para Tabasco y para el sureste de México.”

 

Afirmó que resulta prioritario producir los combustibles que consumimos, debido a uno de los principios que rigen a la nación:

 

“Debemos pensar en la autosuficiencia energética; aspiramos a vivir en un país libre, independiente, soberano, no queremos ser colonia de ningún país extranjero. Y eso se logra cuando se tiene autonomía, cuando se tiene autosuficiencia energética.”

 

Por ello, destacó que la decisión de construir una nueva refinería luego de 40 años no es otra cosa que la respuesta al hecho de que actualmente, México consume aproximadamente 800 mil barriles diarios de gasolinas y produce sólo 200 mil: “compramos alrededor de 600 mil barriles diarios”.

 

Luego de recordar el compromiso de no aumentar los precios de las gasolinas en términos reales, el mandatario informó el plazo en el que estará lista la nueva refinería de Dos Bocas:

 

“La vamos a construir en tres años y va a costar 150 mil millones de pesos. Me canso ganso. Y es muy importante decirles que ya contamos con los 50 mil para este año, ya tenemos ese presupuesto; y no van a faltar los 50 mil para el 2020 y los últimos 50 mil para el 21, y en tres años vamos a estar inaugurando esta refinería.”

 

Sindicatos y empresas deberán conducirse con honestidad; cero corrupción, cero influyentismo

 

El mandatario informó que los trabajos de construcción brindarán fuerte impulso a la economía del sur sureste, ya que serán contratados más de 20 mil trabajadores:

 

“Se van a abrir bolsas de trabajo para que se apunten libremente los trabajadores, los especialistas, para recomendarlos con las empresas que van a llevar a cabo las obras en la refinería. Nada de intermediarios, nada de influyentismo, nada de moche, nada del recomendado del pavo, nada de eso; de manera directa. Y le pido a los dirigentes sindicales que se porten bien. Ya se acabó la corrupción.”

 

En el mismo sentido se refirió a las empresas que participarán en las distintas etapas de construcción de la refinería:

 

“Acabo de hablar con los representantes de la empresa holandesa que ganó la primera licitación y les decía: Lo que queremos es que actúen de manera responsable y con honestidad, eso es lo que queremos, porque hay muy malas experiencias. Ahí está el lamentable caso de Odebrecht.”