Por Patricia Moreno Sánchez / Puebla
Martha Erika Alonso de Moreno Valle, presidenta del DIF estatal, informó que pese a que a nivel nacional crece la problemática de la migración infantil, en Puebla desciende este fenómeno.
Alonso de Moreno Valle, explicó que en lo que va de esta administración se han reintegrado 376 menores migrantes a sus familiares; en lo que va del año sólo se han atendido 126 niños casos, que al término del primer trimestre es una cifra baja.
La primera dama del estado, dijo que  desde el inicio de esta administración se han emprendido diversas acciones para combatir este fenómeno.
Informó que el DIF Estatal tiene un programa espacial para trabajar con los menores migrantes, primero se traslada a niños de los albergues fronterizos, al llegar a la entidad poblana, ingresan a la Casa del Adolescente. En tanto el organismo se da a la tarea de buscar a sus familiares.
Alonso de Moreno Valle mencionó que los principales factores que influyen en la migración infantil, es la crisis económica que se vive en todo el país y la necesidad de volver a ver a sus padres.
“ Se van por las necesidades económicas que viven sus familias, otro motivo es el familiar; por que no han visto a sus padres, algunos desde hace 10 año y el deseo de ver a sus familiares es muy grande”.
Cuando se reintegran con sus abuelitos, con quienes viven la mayoría de los menores de padres migrantes, comentan, que esperan a ver a sus papas a quienes no han podido ver desde hace años” refirió la presidenta del SEDIF.
Acotó que en Puebla son 10 municipios con mayor expulsión de menores, entre los que se encuentra, Atlixco, San Pedro Cholula, Izucar Matamoros, Tehuacán, Tepeaca Chiautla de Tapia y Zacatlán.
Por último reiteró que el organismo a través del Programa de Protección a la Infancia, se ofrecen diversos apoyos y actividades a los menores. Uno de los principales apoyos es el fortalecimiento de los valores familiares para evitar que vuelvan a migrar principalmente solos y pongan en riesgo su integridad física.