Lobos BUAP entrena a tope para su partido del próximo fin de semana ante Venados, ya que un triunfo y la combinación de resultados le darían el boleto a la liguilla al equipo Universitario.
“Tenemos que plantear un partido muy inteligente y para eso debemos saber que eso se trabaja día a día, esta semana en particular debemos estar muy aplicados, demostrar esa mejora en los detalles que se han trabajado. Tampoco podemos dejar de lado lo que se dejó de realizar este torneo debe ser un partido casi perfecto”, dijo Guillermo Martínez.
Para el atacante lobezno es de suma importancia la racha positiva al final del campeonato “ante todas las adversidades este grupo siempre se ha sabido levantar, es lo más importante para que este viernes nos matemos en la cancha”.
Martínez resaltó las características que tienen los venados de cara al duelo “son un equipo peligroso van a salir con todo, sabemos las capacidades que tienen ellos, mantenemos las esperanzas de poder clasificar, pero debemos conseguir los tres puntos y lo que suceda después ya será punto y aparte”.
En la jauría se sabe que no sólo se depende de la victoria ante Venados, también se necesitan un par de combinaciones de cara a la liguilla, pero el delantero licántropo enfatizó que la preocupación principal es de ellos mismos.
“Ante todo necesitamos estar enfocados en los que hagamos los próximos noventa minutos, ver nuestro funcionamiento, si no sumamos los tres puntos lo demás no sirve de nada, la clave es ganar y esperar resultados de eso estamos seguros y bueno el fútbol a veces te da sorpresas”.
Por último, manifestó que la esperanza muere al último en la jauría “siempre que haya un granito de esperanza lo vamos a pelear al máximo, vamos por los tres puntos a Yucatán y para eso debemos trabajar mucho la parte de la mentalidad”.