Pese al buen arranque de torneo, Lobos no se relaja y mantiene la intensidad en cada enfrentamiento para continuar siendo un equipo que preocupe al rival, y una prueba importante será en su cotejo de la Jornada 3 donde reciban al Pachuca.
“Trabajamos como equipo, como ustedes vieron todos trabajan fuerte y están luchando de la misma manera, esto es lo que nos ha mantenido fuertes, ya que todos luchan, que todos meten y vamos bien; entrenamos mucho en la pretemporada, nosotros sabíamos que iba a ser un inicio complicado, pero trabajamos siempre para ganar, para sacar los resultados y que mejor que se nos está dando de esta forma”, comentó Heriberto Olvera.
El jugador expresó su satisfacción al participar es este reciente encuentro de visita “afortunadamente me tocó colaborar con el equipo que es lo más importante, tuve
asistencias, pero tiene más relevancia el funcionamiento y aprovechar las oportunidades que nos da el entrenador.”
El defensa de la BUAP concluyó que el grupo está enfocado al cien por ciento en
su próximo rival, Pachuca, un equipo complicado, con jugadores de calidad que en cualquier momento marcan diferencia.
“No ha ganado, pero es peligroso, en los últimos años es un equipo que siempre compite de una manera muy fuerte y va a venir a trabajar igual que
nosotros, pero nos ocupamos más de lo que hacemos, sabemos del gran plantel
que hemos conformado y sobre eso trabajamos, basados en las indicaciones que
nos da el entrenador, estamos bien, vamos a hacer lo que nos toca y a tratar de
sacar los tres puntos en casa, donde nos tenemos que hacer más fuertes”.