Lobos BUAP, por segundo año consecutivo se convirtió en el monarca del grupo de Centros de Formación en la categoría Premier de la Liga Estudiantil de Puebla, después de alzarse con el triunfo en dramática serie de penales sobre los Borregos del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla.
Los licántropos tomaron la delantera apenas en el minuto 6 por medio de Daniel Rovira, aunque el Tec de Monterrey no quiso quedarse atrás y al 25’ con el gol de Jafet Leonardo de Ita, alcanzó el empate que prevaleció a lo largo de todo el encuentro.
Después de esos 90 minutos de intensa lucha en la que incluso Lobos se quedó con un elemento menos, el partido se prolongó a la serie de los tiros penales en la que el drama se vivió al máximo.
Y es que en esa serie, la figura del guardameta Alan Guevara tuvo una gran relevancia ya que en la serie normal, detuvo un disparo del equipo de los Borregos y en su momento tuvo la oportunidad de finiquitar la obra al cobrar el quinto disparo que terminó fallándolo y enviando la serie a la muerte súbita,
En esa instancia, una vez más Alan Guevara recobró importancia, deteniendo el envío que a los de la BUAP les dio el triunfo de 6 goles por 4 y provocó el entusiasmo de los seguidores de los licántropos.
Destaca que en la premiación que encabezó el presidente de la Liga Estudiantil Ismael Ríos Delgadillo correspondió entregar el trofeo de campeón al director de DeporPuebla Ricardo Hernández Esparza, quien de esta manera se le brindó un merecido reconocimiento a su carrera de más de 30 años en el medio deportivo.