• Así fue privado de la vida el hombre encontrado a un costado del Periférico Ecológico a la altura del penal de San Miguel.

Odilón Larios Nava. – El cuerpo denudo de un hombre, cubierto con una sábana color gris, cuya pierna izquierda ya estaba siendo comida por los perros, el cual además tenía atada a la altura del abdomen una soga que sostenía una cartulina con un narcomensaje, fue localizado el pasado sábado por la mañana en el Periférico Ecológico a la altura del Cereso de San Miguel.
El ahora occiso se encuentra en calidad de desconocido, se trata de un hombre de aproximadamente 40 a 45 años. Es moreno y de complexión robusta, como ya se mencionó estaba desnudo por lo que no hubo ropas que describir durante el levantamiento del cadáver.
El cadáver presentaba solo parte del muslo izquierdo desgarrado pues ya lo habían comido los cerberos casi en su totalidad.
Aunque de manera extraoficial en un inició se mencionó que lo mataron con un impacto de bala en la cabeza, fuentes policiales indicaron que en realidad lo mataron clavándole una especie de barreta o varilla gruesa en la cabeza.
El cadáver tenía atada con una cuerda una cartulina a la altura del pecho. Aunque no se conoce el mensaje con exactitud, trascendió que se trataba de una amenaza a un grupo rival de la delincuencia y que estaba firmado por un supuesto cártel.
Las diligencias del levantamiento del cadáver corrieron a cargo de del personal de la Agencia Especializada en Investigación de Homicidios de la Fiscalía General del Estado, quienes iniciaron las investigaciones del caso.
Las líneas de investigación que tienen las autoridades policiales indican que el móvil pudo ser un ajuste de cuentas entre grupos dedicados a la venta de drogas. Los investigadores esperan obtener más información sobre el caso una vez que se los familiares realicen el reconocimiento del cadáver.