• La muerte lo sorprendió cuando iba conduciendo su vehículo sobre la Gran Avenida.

Odilón Larios Nava.- Un infarto fulminante terminó con la vida de un hombre, cuando se dirigía al hospital de San Alejandro. La muerte lo alcanzó en la Gran Avenida casi esquina con el bulevar Carmen Serdán, impidiéndole con ello llegar a su destino.
El lugar quedó resguardado por elementos de la policía municipal hasta la llegada del Agente del Ministerio Público, sin embargo como se trató de un deceso por causas naturales, la necropsia fue condonada y el cadáver fue retirado del lugar por los servicios funerarios que la familia contrató.
El hoy occiso se dirigía al mencionado nosocomio para recibir atención médica, pero sufrió un infarto, cuando conducía el vehículo antes mencionado. Personal de paramédicos arribó al sitio y así es como al revisarlo confirmaron que había perdido la vida.
El hoy finado fue identificado como Martín Juan Rodríguez Roa, de 64 años de edad, quien conducía un Volkswagen, tipo Jetta Clásico, con placas de circulación TXT-53-15 del estado de Puebla.