Derivado de las condiciones inoperantes del estadio Hermano Serdán, la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), autorizó a Gerardo Benavides Pape, presidente del Consejo de Administración de los Pericos de Puebla, el cambio de sede para la siguiente temporada.
Lo anterior durante la Asamblea de Presidentes, donde se dejaron de manifiesto los problemas que se han presentado durante la temporada en el parque de los Hermanos Serdán, en lo referente al estacionamiento (insuficiente), fallas frecuentes en el suministro de energía eléctrica, accesos intransitables, falta de taquillas, entre otros servicios que presentan mal funcionamiento.
“No nos queremos ir pero a esto nos obligan”, dijo Juan Villareal, presidente ejecutivo de la novena verde, quien agregó “se nos ha mencionado que se remodelará el estadio Hermanos Serdán, pero nadie ha hablado con el dueño de Pericos, no se puede jugar así”.
Por ello, la LMB autorizó a Pericos el cambio de plaza para la siguiente temporada a una ciudad por definir, propuesta que se le solicitó a Gerardo Benavides, presentar de manera detallada en la próxima reunión de presidentes, a celebrarse en octubre, en Culiacán, Sinaloa.