+ Reforzarán la seguridad en la zona del Triángulo Rojo PÁG 13
+ Es recomendable un Estado de Excepción en el Triángulo Rojo, opina la Iglesia PÁG 03
+ Se normalizan las clases en toda la zona, anunció la SEP PÁG 04

Por Patricia Moreno Sánchez

Ante el incremento de la violencia e inseguridad en los municipios del Triángulo Rojo. Monseñor Víctor Sánchez Arzobispo de Puebla considero viable que la federación determine implementar un Estado de Excepción la zona del Triángulo Rojo, siempre y cuando se respeten los derechos humanos de la población y de los propios elementos de seguridad.
Lo anterior tras los hechos violentos que se registraron la semana pasada, con el enfrentamiento entre elementos militares y Huachicoleros en Parmarito Tochapan, que arrojo al menos 10 personas muertas, entre ellos 4 militares y el resto civiles.
Monseñor indicó que sería favorable que se resguardará toda la zona para garantizar la seguridad de la población, en estos municipios donde se registra una situación difícil.
“Yo con frecuencia ando en Palmarito, en Quecholac, en Tepeaca, en Acatzingo y les he compartido que se vive una situación difícil por la inseguridad”.
Refirió que el gobierno federal se tardó para actuar en este combate a la delincuencia organizada que se dedica al robo de hidrocarburo, a señalar que se dejó crecer este delito y ahora tiene graves consecuencias.
“Se debió atender esto con tiempo para no llegar a esta situación”
Por último reiteró que los párrocos de los municipios que integran el Triángulo Rojo, se mantienen en su misión de reforzar la evangelización y dar consuelo y atención en lo posible la población.