El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que como nación “tenemos la gran oportunidad de despegar y de crecer a partir de la confianza que tengamos en nosotros mismos, esa que el mundo en general reconoce y aprecia sobre México”.
Señaló que nos falta “seguir construyendo con México, a partir de una actitud que como ciudadanos cada uno adopte”. Construyamos, continuó, “en favor de la vigencia plena del Estado de Derecho, y éste pasa porque en los gobiernos y en cada ciudadano haya una nueva actitud comprometida con un cambio, con adoptar los nuevos paradigmas que deparen desarrollo y confianza entre la sociedad”.
Como ejemplo, dijo: “está el que adoptemos una actitud mucho más honesta, comprometida y de actuar con una nueva ética que nos permita asumir nuestras responsabilidades y cumplir a cabalidad con ellas, como ciudadanos y como agentes de Gobierno”.
Lo anterior durante la 33ª Asamblea General Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en la que tomó la protesta a su nuevo dirigente, Juan Pablo Castañón Castañón, el Primer Mandatario refirió que los empresarios de otras naciones “están volteando a ver a México, ven a nuestro país como un destino que tiene fortalezas y en el que se está generando cada día una mayor confianza para invertir y crecer con nuestra nación”.
Felicitó al sector empresarial mexicano por tener “confianza en nuestra nación para lograr que México logre escenarios de mayor bienestar y de prosperidad para su sociedad”.
Apuntó que es la empresa la que permite sembrar oportunidades de desarrollo para las y los mexicanos. “En cada emprendedor, en cada empresario, pequeño, mediano o grande, está la confianza en nuestro país para poder crecer junto con México y aportar a su desarrollo”, agregó.
El Presidente Peña Nieto indicó que en estos tres años de Gobierno “hemos impulsado reformas de carácter estructural, y hemos escuchado de forma reiterada que nos falta todavía avanzar en su instrumentación, su implementación, tarea que no hemos pospuesto ni dejado de lado; por el contrario, día a día hemos venido acreditando cómo la acción, las políticas públicas y el trabajo del Gobierno, junto con el de la sociedad, está encaminado a asegurar que esas reformas se traduzcan en beneficios concretos para la sociedad mexicana”.
Aseguró que gracias a las reformas estructurales y a los cambios que fue posible hacer con la concurrencia de las distintas visiones y de las diferentes fuerzas políticas, “hoy estamos mejor preparados para enfrentar escenarios adversos que el mundo está viviendo”.
Mencionó que los grandes organismos internacionales, particularmente los financieros, y el mundo en general, “aprecian que México tiene mayores fortalezas y un escenario de mayor oportunidad justamente a partir de los cambios que con oportunidad hemos alcanzado”.
En su intervención Juan Pablo Castañón Castañón, quien ayer tomó protesta como Presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para el periodo 2015-2016, afirmó que con el Presidente Peña Nieto “hemos construido una relación de diálogo que nos permite visualizar un México próspero, sólido, firme en sus instituciones, que marca una nueva etapa en nuestra historia”.
Al enfatizar que las reformas estructurales de los últimos tres años han servido “para formular una plataforma para el desarrollo de México”, resaltó que en este periodo como dirigente empresarial, cada 45 días recibe la invitación de alguna agrupación empresarial de otro país, todos interesados en México, en ligar empresarios mexicanos con empresarios de otros países. “Ese es el tamaño de la confianza y la fe que le tiene el mundo al crecimiento de México”, apuntó.