Al encabezar la Reunión Nacional de Protección Civil para la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2015, el Presidente Enrique Peña Nieto ratificó el compromiso del Gobierno de la República de “sumar esfuerzos con todas las autoridades y sectores de nuestra sociedad, para salvaguardar la vida y el patrimonio de los mexicanos”.
Ante la temporada de lluvias y ciclones tropicales que se avecina, añadió: “sigamos trabajando de forma corresponsable en un mismo frente, con prevención y unidad, y de esa manera podremos superar cualquier desafío”.
Precisó que en este encuentro de trabajo autoridades de los tres órdenes de Gobierno, especialmente de las áreas de Protección Civil de las entidades federativas, “hemos sido informados de los probables alcances que tendrá esta temporada. A partir de este conocimiento, cada institución debe asumir su responsabilidad y tomar las medidas pertinentes para reducir las amenazas a la población, a las viviendas y a la infraestructura urbana y de servicios”.
El Titular del Ejecutivo Federal destacó que “es evidente que el cambio climático genera eventos meteorológicos cada vez más extremos y peligrosos. Indicó que para este año se prevén al menos 26 ciclones tropicales, de los cuales se estima que 14 alcanzarán la categoría de huracán. Además, dijo, “en 2015 nuevamente está presente en México el fenómeno de El Niño, caracterizado por un aumento de la temperatura en el Océano Pacífico. Esta condición altera el patrón de las lluvias, es decir, provoca precipitaciones más intensas en algunas regiones, y sequías en otras”.
Aseguró que para hacer frente a esta serie de fenómenos naturales, ha dado indicaciones a las dependencias federales que son parte del Sistema Nacional de Protección Civil con el objetivo de asegurar la operación adecuada de los mecanismos de monitoreo y de alertamiento oportuno; tener al día los protocolos de respuesta ante los escenarios de contingencia; asegurar que el personal conozca cuál sería su participación dentro del plan de respuesta conjunta del Gobierno de la República.
Además, realizar simulacros al interior de sus instituciones y mantener canales de información con las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado con las que se ha hecho sinergia frente a las contingencias.
El Primer Mandatario hizo un llamado a la población, especialmente a quienes viven en laderas o cerca de ríos, lagos o costas, “para que estén informados y atiendan las indicaciones y acciones preventivas que la autoridad determine convenientes”.