Al participar en la sesión plenaria de la Cuarta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el Presidente Peña Nieto hizo un llamado a redoblar los esfuerzos en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desigualdad en la región.

Señaló que a pesar de los destacados avances de los países de la CELAC en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio aún existen graves inequidades sociales.

Puntualizó que actualmente, por ejemplo, “el 20 por ciento de la población mejor remunerada concentra 54 por ciento de los ingresos; mientras que el 20 por ciento de los habitantes de menores recursos sólo recibe el 4 por ciento”. Sin duda, continuó, “tenemos que redoblar los esfuerzos en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desigualdad en la región, con objetivos claros y metas precisas para todos”.

El Titular del Ejecutivo mexicano subrayó que “en ese gran propósito, el camino está trazado: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es la hoja de ruta para superar los complejos retos sociales, económicos y ambientales de nuestro tiempo”.

“Estoy seguro de que a partir del Plan de Acción 2016 de la CELAC, las 33 naciones de la región seguiremos intercambiando conocimientos, tecnologías y mejores prácticas de gobierno para avanzar juntos hacia un desarrollo más equitativo, incluyente y sustentable”, subrayó.

El Mandatario mexicano resaltó que en esta Cuarta Cumbre de la CELAC, los países de la región “renovamos nuestro compromiso contra la pobreza y la desigualdad, que tanto lastiman a nuestra región”.

El Ejecutivo federal mexicano recalcó que si bien este acuerdo es universal, su eficaz aplicación requiere de un claro compromiso nacional y una renovada alianza regional.

Apuntó que si bien este acuerdo es universal, su eficaz implementación requiere de un claro compromiso nacional y de una renovada alianza regional.