El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hizo un llamado a salvaguardar la integridad física y moral de la niñez mexicana con la Alianza por una Niñez sin Violencia. Las niñas, los niños y adolescentes son el futuro del país, resguardar sus derechos es una prioridad para el Gobierno de la República, subrayó.

Lo que se haga hoy, agregó, será determinante para el México del mañana, “se trata de poner fin a cualquier expresión de violencia que los afecte”, dijo. Nuestro país, precisó, cuenta con un gran liderazgo a escala mundial en pro de la niñez, esto implica una gran responsabilidad en lo local. “Nos comprometimos a hacer este proceso y hoy lo estamos cumpliendo, pero tenemos mucho por hacer hacia adelante”, expuso.

En el patio Octavio Paz de la Biblioteca México, el encargo de la política interior del país destacó que 60 por ciento de las y los niños y adolescentes menores de 14 años, ha recibido castigo psicológico o físico en su casa; en 8 de cada 10 casos de maltrato infantil el padre o madre fueron los probables responsables; y 4 de cada 10 delitos sexuales son cometidos en personas menores de 18 años. Estas tres cifras, apuntó, nos deben de lastimar, preocupar y ocupar a todas y a todos los mexicanos.

El Secretario Osorio Chong subrayó que la Alianza es un compromiso del Estado mexicano que no parte de cero, recordó que este plan se suma a un esfuerzo que arrancó desde la publicación de la Ley General del 2014.

En su elaboración, informó, participó la sociedad civil, organismos autónomos, académicos, los tres poderes de la Unión, niñas, niños y adolescentes; fue aprobado y firmado el 28 de junio pasado, y es un punto de partida para dejar de normalizar cualquier forma de violencia contra ellos.

Subrayó que el objetivo de esta Alianza es lograr erradicar la violencia contra los menores, y con ello garantizar sus derechos a través de la colaboración entre instituciones de gobierno y sociedad. Contempla, indicó, acciones concretas como la prohibición explícita del matrimonio infantil, impulsar una transformación cultural de fondo con campañas frontales de información y sensibilización difundida por la CIRT, construir entornos físicos y digitales más seguros.

Así como fomentar la educación y el desarrollo de aptitudes para la vida y fortalecer servicios de atención y apoyo que brinden atención integral a este sector de la población. Este plan, agregó, articula esfuerzos de dependencias gubernamentales desde una perspectiva integral y corresponsable, sumando a sociedad, sector público, privado y medios de comunicación.

Anunció que se realizará un puntual seguimiento a estos compromisos, se evaluarán no solo con estándares locales, sino internacionales con el fin de trabajar en corresponsabilidad, y que los compromisos asumidos, se traduzcan en resultados.

El titular de esta dependencia invitó a una reflexión en el modo de educar a los menores, es necesario, precisó, eliminar el castigo corporal, “debemos educar en amor, respeto y diálogo. Todas y todos tenemos un compromiso irrenunciable ante el problema de la violencia contra la niñez y la adolescencia, porque sin duda, un país cuya niñez y adolescencia son felices, es un país con un futuro promisorio”, reiteró.