El arzobispo de Puebla hizo un llamado a los fieles católicos para que acudan a las urnas el próximo 7 de julio para elegir a presidentes municipales así como a diputados locales; esto a través de una carta que envió a los diferentes sacerdotes de la arquidiócesis de Puebla, quienes leerán esta misiva a los feligreses.
El representante de la iglesia católica en la entidad detalló que hace tiempo mandó un documento a los clérigos de la iglesia católica para que promuevan entre los fieles católicos el que asistan a votar.
Seguramente será hasta el próximo fin de semana cuando los presbíteros lean este escrito a los fieles católicos para motivarlos a ejercer este derecho así como obligación, explicó el jerarca de la grey católica.
Víctor Sánchez dijo que en la carta que envió a los clérigos se pide que se haga énfasis en que los ciudadanos deben acudir a votar con responsabilidad, de manera libre y participativa.
Asimismo en su misiva el jerarca de la grey católica señala que se debe de estar consciente de que la democracia sólo es posible en un Estado de derecho en el que prevalezca una corecta concepción de la personas humana y que esto se concretice en el respeto, la promoción y defensa de su vida.
Sánchez Espinosa recalcó que la carta mandada a los sacerdotes que los electores deben tomar en cuenta que la participación ciudadana no concluye el 7 de julio sino continúa y por lo cual deben de vigilar que los elegidos cumplan lo que prometieron y colaborar con ello en lo que sea beneficiosos para la sociedad.
En este sentido el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinoza, confió que los últimos días de campañas políticas se desarrollen con tranquilidad en la entidad como ha sucedido en las semanas anteriores.
Sánchez Espinosa calificó hasta el momento como positiva la promoción partidista, ya que los candidatos a puestos de elección popular se han dedicado dar a conocer sus planes en las diferentes comunidades y juntas auxiliares.
Por otra parte rechazó que algún sacerdote se encuentre promoviendo a algún candidato en particular, o incluso haya organizado un debate entre los contendientes, como se acusó por medio de un documento anónimo al sacerdote Juan Calixto.
Víctor Sánchez resaltó que este no fue el caso, pues únicamente los fieles católicos invitaron a diversos sectores de la sociedad, incluido, a la clase política a la clausura de los festejos del Año de la Fe.