Por Patricia Moreno Sánchez

 

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, hizo un llamado a la población para recuperar los valores y así evitar actos de difamación. Lo anterior por el caso de la mujer que fingió su embarazo y luego su desaparición.

“Qué bueno que ya apareció está joven, y que se aclaró, lamentablemente hay una pérdida de valores que permite difamar fácilmente y ahora más con las redes sociales”.

Señaló que lamentablemente, se hacen señalamiento sin fundamentos. Agregó que incluso los sacerdotes son señalados, destacó que en ocasiones se aclara la situación, sin embargo, se afecta la imagen de los señalados.

“Desafortunadamente hay una pérdida de valores que permite que difamemos con tanta facilidad, a nosotros los sacerdotes nos pasa seguido nos calumnian y después pese a que se aclare ya no se recuperará la credibilidad”, afirmó.

Lo anterior luego de que el fin se semana, la Fiscalía General del Estado informó a través de un boletín que “Norma”, la joven mujer que se denunció como desaparecida, fue localizada y confeso que fingió si desaparición y embarazo.

Por lo tanto, Monseñor indicó que los sacerdotes de la Arquidiócesis de Puebla, trabajan de forma constante en todas las comunidades para recuperar los valores, la fe y regresar a llevar una vida cristiana.

Reiteró que en las comunidades existe una descomposición de la sociedad, al señalar que la población se siente abandonada, sin apoyo, por ello la iglesia está trabajando en un acercamiento más espiritual y social.

 

LA IGLESIA SE SUMARÁ AL SIMULACRO DEL 19-S

 

En otro tema, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla. Informó que la iglesia católica se sumará al mega simulacro con motivo del sismo del 19 de Septiembre. Destacó que los párrocos serán los responsables de informar y alertar a la población para cumplir con las indicaciones de las autoridades de Protección Civil.

Mencionó que es necesario haya mayor prevención y educación con respecto a cómo actuar en este tipo de contingencia y al menos disminuir los riesgos por un sismo de alta magnitud como el registrado hace dos años, que dejo perdidas económicas, de infraestructura y lamentablemente de vidas humanas..