Por Patricia Moreno Sánchez

Ante las fuertes lluvias que se están registrando en la entidad poblana, la Arquidiócesis de Puebla se mantiene alerta para atender cualquier contingencia, sin embargo a la fecha no se han recibido reportes de daños en templos católicos, informó Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla.
Refirió que los sacerdotes de todas las regiones están atentos para cualquier contingencia, principalmente en zonas vulnerables. Especificó que en algunos municipios del norte del Estado, como Cuetzalan, Zacapoaxtla y Zacatlán entre otros y en el Sur como Chiautla de Tapia, Izúcar de Matamoros, Chietla que son comunidades que tienen más recursos y se preparan para brindar apoyo a la población de comunidades pequeñas en caso de una contingencia por las intensas lluvias que se están presentando el estado.
Pese a los riesgos, el jerarca católico señaló que las lluvias son buenas, principalmente para la producción del campo y la captación de agua.
Aseguró que a la fecha no se han reportado daños en templos católicos ni del interior del estado, ni de la capital poblana. Explicó que los sacerdotes cuidan que se les den mantenimiento a la infraestructura católica y por ello no se reportan daños, no obstante se solicitará mayor vigilancia y mantenimiento a los mismos.
Por último pidió a la población atender las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil para no exponerse a los peligros por inundaciones, deslave de cerros y por afectaciones en viviendas.