El líder del sindicato Benito Juárez, Daniel Ortiz Acevedo, convocó a una asamblea extraordinaria para tratar temas relacionados con la vida sindical, principalmente sobre el “rumbo que debe tomar la organización”.
A través de un oficio girado a los trabajadores, miembros del gremio, el aún secretario general informa que a lo largo de un año y seis meses de gestión, logró la estabilización y la transformación de la base trabajadora.
“Durante este periodo se ha logrado la estabilidad y certidumbre laboral, demanda de nuestra base que fue atendida con sensibilidad por el presidente municipal Antonio Gali Fayad. En estos 18 meses nuestra demandas han sido escuchadas”.
Abunda que se restituyó el incremento anual y se garantizaron los puestos de trabajo en beneficio de la ciudadanía, cabe hacer mención que esto fue después de la salida de su antecesor Israel Pacheco Velázquez, actualmente preso por el delito de extorsión.
Sin embargo, también refiere que es momento de fortalecer y robustecer el gremio, por lo que es necesario lanzar una convocatoria para realizar una asamblea extraordinaria, misma que está apegada al artículo 52 de sus estatutos.
“En esta asamblea se tomarán decisiones sobre el rumbo que debe tomar nuestra organización y se escuchará las necesidades recogidas de la base durante las últimas semanas”
Cabe hacer mención que en los últimos días los trabajadores han mencionado que Gonzalo Juárez Méndez llegará en lugar de Daniel Ortiz al frente del sindicato del ayuntamiento de Puebla.
Oportunista el líder: Iván Galindo
Para el coordinador de la bancada del PRI-PVEM Iván Galindo Castillejos, el secretario general del sindicato Benito Juárez, Daniel Ortiz Acevedo, es una oportunista que no ha defendido los derechos laborales de los trabajadores.
En entrevista fue cuestionado sobre la posible salida del líder gremial, a lo cual respondió que la mejor opinión la deben tener sus afilados, pero desde su punto de vista, Ortiz no ha respaldado los intereses de los trabajadores.
Detalló que los sindicalizados no han obtenido beneficios desde que arribó al cargo Daniel Ortiz en marzo de 2014, al contrario, su paso por el cargo ha sido gris.
“Tengo una opinión personal: es un esquirol y un oportunista que no ha defendido debidamente a la base trabajadora. La mejor opinión la tiene la base gremial, es una opinión a título personal. No ha representado con dignidad, decoro, profesionalismo y con altura”.
Agregó si se realiza el cambio de estafeta debe ser para mejorar las condiciones laborales de los sindicalizados.