Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla, se pronunció para que los protocolos de seguridad que se implementarán por parte de las autoridades estatales al servicio de transporte ejecutivo como UBER y Cabify, se amplíe a los servicios de taxis de sitio y al transporte público.
Sánchez Espinosa, agregó que es necesario que se garantice la seguridad en cualquier tipo de transporte para todos los usuarios, para las mujeres, niños y hombres.
“Se debe regular todo el transporte público, ahora cualquier persona sufre de violencia en el transporte público, debemos tener mucho cuidado, ya no sabemos a qué transporte subirnos, si eso pasa con los llamados ejecutivos, imagínense en los demás”.
Por lo que insistió que estas medidas deben ampliarse a todo el transporte público, al recordar que la inseguridad, los asaltos se están registrando incluso en Servicio de Transporte de RUTA, el transporte público de concesión.
Mencionar que tras los casos de asesinatos de Mara Fernanda y de Mariana Fuentes, en los cuales se vieron involucrados conductores de Cabify y de UBER respectivamente, el gobernador Antonio Gali anuncio que presentará una iniciativa al Congreso del Estado para endurecer los protocolos para la operatividad del servicio de taxi ejecutivo y con ello garantizar la seguridad a las mujeres.
No obstante, diversas voces se han pronunciado para que estos protocolos o medidas de seguridad se apliquen a los taxis de sitio o los llamados “negro con amarillo”, en los cuales se reportan diversos actos de irregularidad desde abuso en el cobro de la tarifa, pasando por conflictos viales y hasta robos, secuestro y violación.
Se señala que si bien no se puede generalizar, debe haber filtros estrictos para disminuir estos delitos que no se ventilan pese a las denuncias.