Bajo el argumento de observar y hacer cumplir la ley, el presidente municipal Luis Banck Serrato, optó por mantener la ley seca por 48 horas, es decir, los días 4 y 5 de junio, se prohíbe la venta de bebidas embriagantes, con motivo de las elecciones.

En entrevista, el encargado de despacho de la secretaría general, Rafael Guzman, informó que el argumento principal del ayuntamiento de Puebla es observar y hacer cumplir la ley, por lo que se adecuaron a lo que marca el código de instituciones y procesos electorales del Estado de Puebla.

“Tanto ayuntamientos y el edil deben observar y hacer cumplir la ley. Y se hizo para que no se violara la ley. El tema está por qué el código nos obliga su observancia y cumplimiento”, expresó Rafael Guzmán.
Sostuvo que los negocios que incumplan con este ordenamiento serán sancionados económicamente y hasta sujetos a clausuras.

Cabe detallar que el acuerdo fue firmado por el presidente municipal en el Periódico Oficial del Estado de Puebla este día, y se determina que, se prohíbe la venta, enajenación obsequio al público y el consumo de toda clase debidas alcohólicas de las 00:00 horas a las 24:00 horas de los días 4 y 5 de junio.