Dulce Gómez

El Cabildo capitalino aprobó la Ley de Ingresos 2018, por un monto de 4 mil 744 millones de pesos por conceptos de participaciones y aportaciones federales, así como recaudación de aprovechamientos e impuestos.

De esta manera y por unanimidad, incluso con el aval del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el documento pasará al Congreso del Estado para su análisis y ratificación.

Durante el acto, el presidente de la Comisión de Patrimonio y Hacienda, Gustavo Espinosa Vázquez, enfatizó que esta ley no contempla nuevos impuestos, por el contrario apoyará a las personas morales que generen empleos a personas con discapacidad.

Asimismo, el regidor aliancista pronunció que se contempla el estímulo fiscal tasa cero para los inmuebles ubicados en el Centro Histórico, calles patrimoniales y zonas de monumentos que sean rehabilitados, a fin de evitar el abandono de los mismos por parte de sus dueños.

Recalcó que esta iniciativa fue diseñada de manera plural, dinámica y justa. Además, aprovechó para reconocer el trabajo, compromiso y liderazgo del presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato.

En este tenor, el presidente municipal enlistó tres aspectos fundamentales de esta Ley de Ingresos: No hay nuevos impuestos, las actualizaciones que se avalaron son menores a la inflación prevista por el Banco de México y esta nueva Ley de Ingresos ya incorpora todas las nuevas disposiciones de la Ley de Disciplina Financiera.

Por su parte, la cabildante del PRI, Karina Romero Alcalá comentó que se darán facilidades para que dueños de casonas intervengan dichos sitios y evitar el abandono, además se incrementaron las sanciones para aquellos que violen el Reglamento de Construcción y de Desarrollo Urbano, entre otros.

En tanto, subrayó que se pretende ingresar a las arcas municipales 165.3 millones de pesos más que en el Ejercicio Fiscal 2017, que representa un aumento del 3.6 por ciento.