Por Jesús Lemus/Puebla

La diputada local del PVEM, Geraldine González Cervantes, exigió a la empresa Volkswagen techar la zona donde tienen sus unidades armadas y con ello disminuir el uso de las bombas antigranizo que afecta a los campesinos cercanos a la planta alemana.

Puntualizó que debe legislarse el uso de las bombas antigranizo que con base en las quejas de los campesinos, afecta sus tierras porque ante la falta de lluvias no tienen los resultados esperados en su cosecha.

Mencionó que debe aplicarse una consulta entre la empresa y campesinos, para establecer una periodicidad que permita el uso de las bombas antigranizo, para no afectar a los cientos de campesinos.

“Hay que hacer un recuento de los daños, pues al final del día se protege esta parte de la industria automotriz que ayuda a la economía del estado, sin embargo no hay que afectar a los campesinos que dependen de sus cosechas”.

Confió en el consenso de Volkswagen y campesinos para llegar a un acuerdo mutuo, además de insistir que debe legislarse en el uso de las bombas antigranizo.

Campesinos de Coronango y Cuautlancingo exigen a la automotriz el pago de 73 millones de pesos como indemnización por la pérdida de sus cosechas de este año, derivado por el uso de las bombas citadas.