Al saludar la presencia de legisladores federales y locales presentes en la entrega del Premio Nacional de Exportación 2017, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo que vienen tiempos de mucha efervescencia política, pero les pidió tener siempre presente que su deber es con México, y que “no importando de qué partido político sean, están llamados a conducirse con apego y con responsabilidad a partir del mandato que han recibido de sus representados”.

Añadió: “nadie está para recibir consigna alguna, instrucción alguna que entorpezca el trabajo legislativo. Están ustedes para servirle a México y para cumplirle a los mexicanos”.
“Y espero que con este sentido de responsabilidad nuestras instituciones sigan trabajando para los mexicanos y no para atender consignas particulares o proyectos individuales”, enfatizó.

Durante la ceremonia, el Primer Mandatario entregó el Premio Nacional de Exportación en 12 categorías, e inauguró el Centro de Convenciones de Oaxaca, donde destacó que “si bien México es reconocido en mercados importantes gracias a sus productos y servicios, todavía queda un gran trecho por avanzar en materia de diversificación de exportaciones”. Y ahí, los empresarios y nuestros emprendedores “tienen la última palabra”.

El Primer Mandatario destacó que “frente a las oportunidades que nos brindan nuestras relaciones comerciales con diversos mercados debemos ser audaces. Es momento de que México, de que los empresarios mexicanos, de que nuestros emprendedores, den nuevos pasos hacia una diversificación efectiva de su comercio con el mundo”.

Aseguró que “las grandes empresas y las medianas de mayor tamaño, tienen capacidad propia para incursionar en distintos mercados”, y refirió que en materia de exportación “hoy se trata de lograr dos importantes objetivos”:

“El primero de ellos es diversificarnos aún más, ir a la conquista de nuevos mercados, no poner todos los huevos en una misma canasta; ampliar nuestra capacidad exportadora y dejar de concentrarnos en un solo mercado. Más del 80 por ciento de nuestras exportaciones van a los Estados Unidos. Tenemos hoy la capacidad y la calidad para conquistar nuevos mercados”, subrayó.

“Y segundo, democratizar nuestra capacidad exportadora, internacionalizar a las pequeñas y medianas empresas que son las grandes generadoras del empleo, y que a veces no tienen la capacidad para conquistar los mercados”.

Estoy seguro, enfatizó, “que con la revolución tecnológica y en esta era digital se encontrarán instrumentos, que además el Gobierno estará impulsando, para darle acceso a pequeñas y medianas empresas, para que se internacionalicen y puedan llevar sus productos a otros mercados”.