Por Jesús Lemus/Puebla

De un plumazo los diputados locales avalaron 128 cuentas públicas de diversos sujetos obligados, perdonaron al ex alcalde de San Martín Texmelucan, Noé Peñaloza Hernández y le quitaron su inhabilitación de 12 años para ocupar nuevos cargos públicos, además de que dictaminaron la reforma a la Ley orgánica de la Fiscalía General del Estado que permite a los ministeriales usar armas de fuego en legítima defensa en caso de que esté en riesgo su vida.
Lo anterior ocurrió en el marco de la última sesión del Congreso del estado correspondiente al tercer periodo de sesiones y que sirvió para sacar de la congeladora la citada reforma que presentó el gobernador del estado, Antonio Gali Fayad el pasado mes de septiembre.
De esta manera, el artículo 46 de la Ley Orgánica de la FGE establece lo siguiente: “El uso de armas en legítima defensa durante las detenciones, cuando exista peligro inminente para los elementos de seguridad, lesiones graves para los ministeriales cuando la persona a detener represente peligro o ponga resistencia, entre otros aspectos”.
Asimismo, en esta citada reforma los diputados locales eliminaron el privilegio para los Fiscales Generales, entre ellos Víctor Carrancá Bourguet, para que después de culminar su encomienda obtuvieran escoltas por un plazo de 4 años, pues ello representaba un exceso innecesario para estas autoridades.
Sobre el tema de las cuentas públicas, éstas corresponden a Ejercicios Fiscales de 2010 hasta 2015, situación que, para la diputada local del PRD, Socorro Quesada Tiempo, representó un exceso por parte de sus homólogos, quienes siguen demostrando que la Comisión Inspectora del Poder Legislativo sigue funcionando como un garrote político para las elecciones de 2018.
Llama la atención que durante esta sesión también se avaló retirar la inhabilitación por doce años y multa económica de 21 millones de pesos en contra del ex presidente municipal de San Martín Texmelucan, Noé Peñaloza Hernández de su cuenta pública de 2009.