María Reyes

 

El Comité Directivo Estatal del PAN afirmó que el ejercicio electoral del pasado domingo 25 de Agosto durante la Asamblea Local se llevó a cabo de manera pacífica con completa legalidad pese a los reclamos que se registraron por parte de Eduardo Alcántara, quien resultará perdedor de la elección.

 

En conferencia de prensa la dirigente estatal atribuyó el zafarrancho registrado al “desbordamiento de pasiones” que caracterizan a los albiazules pero enfatizó que quien esté inconforme con el resultado obtenido puede recurrir a las instancias correspondientes.

 

“A lo largo de todo el Estado realizamos más de 122 Asambleas, como lo comentaba siempre a veces las pasiones se desbordan pero de igual forma como aquí lo hemos dicho en otras ocasiones, sí hay personas que sienten que no se llevó a cabo algo de la mejor manera siempre existirá la Comisión organizadora o los órganos intrapartidistas”, comentó la dirigente.

 

Huerta Villegas estuvo acompañada del Secretario General Francisco Fraile, el Representante legal del partido, Luis Olmos, y de la Directora de Capacitación, Rocío Aguilar, con quienes se negó que hubiera división entre los integrantes del blanquiazul.

 

Asimismo la dirigente confirmó que con la reciente asignación, se preparan para la contienda en 2021, en que pretenden recuperar la administración municipal que actualmente maneja MORENA.

 

SENTENCIA EL PAN AL GOBERNADOR

 

Respecto a los señalamientos que desde hace una semana ha realizado el gobernador Miguel Barbosa respecto a la venta clandestina de menores de edad en pasadas administraciones, específicamente por parte del Sistema Estatal DIF, encabezado por Martha Erika Alonso, la dirigente estatal del PAN se indignó y mencionó que tales afirmaciones son inadmisibles.

 

Sentenció al gobernador a presentar pruebas contundentes respecto a ese tema en un lapso de 24 horas o de lo contrario lo exhortó a renunciar.

 

Señaló que ese tipo de acusaciones deben hacerse con documentos de respaldo, de lo contrario serían contemplados como difamaciones.

 

Informó que durante administraciones panistas se facilitó la asignación de familias a niños que habían quedado en situación vulnerable como abandono u orfandad, pero descartó que se hubiera hecho negocio con ellos.